América Latina unida, jamás será vencida


Los compañeros de La Campora estuvieron relevando durante julio los distintos barrios del oeste de la capital mendocina en busca de extranjeros para asesorarlos sobre el empadronamiento, un derecho poco informado por el municipio.

Este empadronamiento dura pocos meses, y termina cada año el 31 de julio. Sobre esta base, y conociendo que el oeste capitalino cuenta con una gran presencia de compatriotas latinoamericanos, los militantes organizaron operativos territoriales de panfleteo, asesoramiento e inscripción, tanto en puntos fijos como puerta a puerta, como fue el caso del Barrio Flores Oeste donde la militancia, coordinando con referentes barriales, logró empadronar decenas de vecinos.

Por otro lado, los compañeros realizaron percheros populares en La Favorita y el barrio San Martín para paliar la profunda crisis que se está viviendo este año debido a las políticas llevadas adelante por este modelo político actual.

Los invisibilizados hoy vuelven a ser más invisibles que en los últimos doce años; las familias de los barrios, siempre olvidados por diferentes gestiones municipales, sufren la falta de información, la paupérrima oferta de servicios públicos, y ahora más que antes, la quita de derechos y el hambre.

La presencia de la militancia, con el cuerpo en la calle y la resistencia con amor en las barriadas, para informar, concientizar y organizar es fundamental para enfrentar al gobierno de los CEOs.

Se han cerrado los comentarios