La igualad es lo que incomoda

Hoy nuestra democracia tiene una herida más: la detención de Nélida Rojas, referente provincial de la Tupac Amaru en Mendoza. En consonancia con sus aliados nacionales, Mauricio Macri y Gerardo Morales, el Gobierno de Mendoza detiene a la dirigente social dando una muestra más de su autoritarismo y ataque a los dirigentes sociales que hicieron una política de vivienda accesible a las personas más vulnerables. Una vez más, la alianza UCR-PRO embiste contra aquellos que piensan diferente, y les dan derechos a los más desprotegidos.

“Detención y castigo” es la consigna que CAMBIEMOS ha tomado como bandera; persiguiendo, reprimiendo y deteniendo a los dirigentes sociales. Aliado del partido judicial, el Gobierno de Macri se ha ocupado de castigar a todos aquellos que defienden los derechos de los más vulnerables, aquellos que históricamente han sido marginados.

Desde La Cámpora repudiamos la percusión política y judicial a los dirigentes sociales por parte de la alianza UCR-PRO. Una vez más cuestionamos el accionar del poder judicial, que es utilizado por los dirigentes nacionales y provinciales contra aquellos que luchan por un patria más justa y menos desigual.

comunicado comunicado.2jpg

Se han cerrado los comentarios