Ni un pibe menos

gral 550x206

Los compañeros de La Cámpora en Guaymallén participaron el sábado 3 de mayo pasado en el Barrio Cooperativa de Bermejo del encuentro “Contra la impunidad, la justicia y la memoria”, a ocho años de  la muerte de Cristian Reyes a manos de un integrante de las fuerzas de seguridad. La actividad estuvo organizada por la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional y el Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Cuyo, y además participaron la Subsecretaría de Derechos Humanos de Mendoza, la Subsecretaría de Justicia de la provincia, la Dirección de Derechos Humanos de Guaymallén, la Asociación de Abogados y Abogadas de Mendoza por la Justicia Social (AAMJUS), el Movimiento Evita, Justicia Legítima, y las Mujeres Cotidianas.

La jornada comenzó bien temprano en la mañana cuando los compañeros se reunieron en la Casa 1 de la Manzana U, donde realizaron un recorrido puerta a puerta en la zona invitando a los vecinos a la actividad. A las 10 en punto, entre bombos y platillos, los vecinos hicieron escuchar su repudio sobre la violencia institucional que viven día tras día en el barrio en el que ellos crecen.

Las madres de los jóvenes que fallecieron a causa de las fuerzas de seguridad policial expresaron su dolor al perder un hijo y comentaron la discriminación que sufren los chicos que pertenecen a los estratos más humildes, al escuchar determinada música o al tener un color de piel más oscuro. Los estereotipos implican tener un cierto prejuicio sobre una persona, y eso no es fundamento para aplicar ningún tipo de violencia.

madres del dolor 550x412

“Yo quiero justicia, no quiero perder otro hijo por la policía”, expresó compungida la madre de Lucas, otra víctima afectada por este suceso. Sus palabras estaban cargadas de emoción donde se podía sentir la pena de una madre que vio partir a su hijo con una corta edad, y que todavía tenía mucho por vivir. Estaba claro que iba a luchar día y noche por su hijo que no estará presente físicamente pero si en la memoria de todos.

“La tarea que tenemos como parte del gobierno es visualizar este tipo de situaciones para que no se vuelvan a repetir. Nuestro compromiso es frenar este tipo de violencia institucional, y la policía tiene mucho que realizar todavía y dedicarse a brindar soluciones a las personas afectadas. Tenemos que luchar para que no haya impunidad”, destacó el Subsecretario de Derechos Humanos Juan Manuel González Bustinze quien participó del encuentro.

A su vez, el joven abogado subrayó que el Estado necesita fuerzas de seguridad que estén atentas a las necesidades de la gente que colaboren con brindar respuestas y soluciones a los distintos problemas que se plantean. “Un Estado tiene que intervenir para que esto suceda, y que no se cometa el uso arbitrario e ilegítimo de la fuerza como sucede en muchos casos”, finalizó el compañero González Bustinze.

noli 413x550

La Actividad finalizó con la pintada de un mural expresando no solo el repudio por la violencia institucional si no también recordando a Cristian y Lucas, y todos aquellos jóvenes que sufrieron lo mismo y siguen reclamando algo de justicia.

Se han cerrado los comentarios

¡Ni un pibe menos!


Los compañeros de La Cámpora en San Rafael, acompañados por la Comisión de Derechos Humanos del Centro de Estudios Políticos (CEP) de la agrupación, estuvieron presentes el sábado 12 de octubre pasado en el homenaje a Sebastián Bordón, al cumplirse 16 años del hallazgo sin vida del estudiante bonaerense, asesinado por policías mendocinos. En su memoria, la Dirección de Promoción de Derechos Humanos junto a la Asociación Madres de la Lucha, miembros de La Campaña contra la Violencia Institucional, y organizaciones políticas y sociales realizaron diversas actividades.

Cerca del mediodía, la apacible tranquilidad de la localidad de El Nihuil se vio alterada por la presencia de numerosas personas que llegaron hasta allí para recordar a Sebastián Bordón, y en nombre de él, a otros jóvenes víctimas de la violencia institucional. Parecía inimaginable pensar que 16 años atrás, ese bello paraje hubiera sido testigo de uno de los casos más resonantes de violencia policial de la década del 90.  Parece inimaginable pero no lo es. Como bien dijo en el acto conmemorativo en la puerta del destacamento policial el Director nacional de Formación en Derechos Humanos, Matías Moreno: “Esa policía, la de la década de los 90, había naturalizado llevarse a los pibes, torturarlos…mantenía esas prácticas porque es la misma policía que fue entrenada con los métodos de Camps”.

La jornada de homenaje consistió en la colocación de dos placas conmemorativas: una recordando a Sebastián Bordón, y otra en memoria de Alfredo Guevara, uno de los abogados mendocinos, que se comprometió con la causa para lograr la condena de los policías, y evitar la planeada impunidad del crimen.


Además, luego en cercanías del risco en el que ocultaron el cuerpo del joven estudiante, a unos dos kilómetros del destacamento, se inauguró una obra artística realizada en chapa que tiene plasmado el perfil de Sebastián, realizada por el artista plástico Norberto Filippo.


Frente al destacamento, el compañero Matías Moreno de la Secretaría de Derechos Humanos de La Nación, resaltó que “desde 2003 estamos viendo que este Estado que estuvo ausente asume el carácter reparador, hay una política muy fuerte de democratización hacia dentro de las fuerzas de seguridad, además del cambio de la currícula de estudio, especialmente con la inclusión de derechos humanos. Pero tenemos muy claro que el Estado solo no puede generar estos cambios, sino que tienen que estar apoyados y reclamados desde las organizaciones del pueblo”.


Por otra parte, el compañero Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires, Leonardo Grosso, explicó el porqué de la importancia de la Campaña contra la Violencia Institucional, y remarcó que “el mejor homenaje que le podemos hacer a Seba, es seguir organizándonos para que esto no pase más. Hemos ganado una década, hemos ganado muchísimos derechos pero todavía falta, y en esto que falta tiene que estar la organización y el Estado. Por lo que falta nos seguimos organizando, y estamos al lado de la Presidenta porque creemos que es ella la única que va a llevar este país adelante para profundizar estos derechos”.


Luego vendrían las palabras de Miriam Medina, madre de Sebastián, mujer que es un ejemplo de lucha y compromiso para con los derechos humanos. Ella remarcó la importancia de la política para cambiar la realidad. Más adelante, entre lágrimas, recordó el calvario que le tocó vivir a su hijo, y pidió una policía en la cual poder confiar, que sea democrática. “Nosotros somos militantes por la justicia, por la verdad, y la memoria”, concluyó segundos antes de descubrir las placas conmemorativas.


El emotivo acto contó también con las palabras de la Subsecretaria de Justicia del Gobierno de Mendoza Romina Ronda; la abogada Angélica Escayola, viuda de Alfredo Guevara, y otras Madres de la Lucha, entre ellas, Rosa Schonfeld, la mamá de Miguel Bru.


Una vez descubiertas las placas, todos los presentes se dirigieron a la zona del despeñadero lindante con el Río Atuel para continuar las actividades previstas. Paradojas de la vida, allí apareció el cuerpo de Sebastián, diez días después de su desaparición, justo cuando hubiera cumplido 19 años. En ese lugar, desértico, desolado, la memoria de Sebastián y el peso de su trágico desenlace se podían sentir en el ambiente.


Luego que se descubriera la placa artística en honor a Sebastián, el compañero Diputado Nacional por la Provincia de Buenos Aires Horacio Pietragalla habló a los presentes, y comentó la fuerte sensación que le producía estar en ese lugar.  Pietragalla, nieto restituido, recordó su historia personal, y asoció la lucha de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo con la de las Madres de la Lucha. Además hizo hincapié en la necesidad de no criminalizar a la juventud, y comentó que el cambio cultural cuesta mucho debido a tantos años de impunidad. Por otra parte destacó la importancia que haya sanción política en un caso de violencia institucional, pero también remarcó que “es necesaria la democratización de la justicia porque aún tiene los vicios de la dictadura”.


Una jornada intensa, de sentimientos encontrados, se vivió en El Nihuil. Una jornada que comenzó con una intensa bruma, y que terminó bajo un sol radiante al grito unísono de: “Ni un pibe menos”.

Se han cerrado los comentarios

Ni un Pibe menos

violencia institucional 1

Al ritmo de los bombos, redoblantes y repiques, los cánticos de los compañeros de La Cámpora Mendoza comenzaron a sentirse en la calurosa tarde mendocina del 12 de octubre pasado cuando se concentraron en la Legislatura Provincial por el lanzamiento de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional.

 

Los militantes se hicieron presentes en la Legislatura, ubicada en la Peatonal Sarmiento y Patricias Mendocinas, junto a otras agrupaciones kirchneristas como el Movimiento Evita y Miles, donde desplegaron toda su mística militante durante más de una hora. Pasadas las 18 los compañeros ingresaron al interior de la Cámara Baja donde se presentó la campaña.

Para empezar el evento se proyectó un video donde se explicó claramente el objetivo del programa. También se le explicó a los presentes que cuando uno habla de violencia institucional se refiere a casos de gatillo fácil, abuso policial, detenciones ilegales, tortura, corporación judicial cómplice, hostigamiento, detenciones ilegales, y justicia para pocos.

violencia institucional 2

Miles de pibes de los barrios empobrecidos fueron y son victimas de este accionar policial. Por este motivo se lanza este programa que tiene por objetivo formar una red de cien profesionales que brindan una asesoría legal y gratuita a las víctimas.

Es tarea de esta campaña desarmar discursos y prácticas en torno a la seguridad basada en la lógica del «enemigo», donde el respeto y ejercicio de los Derechos Humanos aparecen como obstáculos y la seguridad queda limitada a una cuestión directamente represiva.

Para resolver los problemas de inseguridad en la sociedad no basta con la intervención de las instituciones que componen el sistema punitivo ni la apelación exclusiva a las agencias policiales. Un abordaje integral de la seguridad no puede prescindir de la coordinación con otras agencias del Estado, y con diferentes organizaciones de la sociedad civil.

Los disertantes del lanzamiento de esta campaña fueron la madre de la víctima Sebastián Bordón Miriam Medina, los Diputados Nacionales Leonardo Grosso, Guillermo Carmona, y la compañera Anabel Fernández Sagasti, la Subsecretaria de Justicia Romina Ronda, y la Coordinadora del Programa sobre uso de las Fuerzas dependiente del Ministerio de Seguridad Lucía Morales.

violencia institucional

Miriam Medina, una de las oradoras de la tarde, recordó los difíciles momentos que tuvo que vivir hace quince años cuando el cuerpo sin vida de su hijo, Sebastián Bordón, apareció en el fondo de un barranco en El Nihuil luego de haber desaparecido en manos de la policía. La compañera se mostró feliz durante el discurso por el trabajo que se viene realizando en cuanto a esta problemática. “Estas son políticas de Estado que apoyamos firmemente”, sostuvo.

Por otro lado, con respecto a la campaña, la compañera Anabel Fernández Sagasti sentenció que este programa ayuda a destruir el discurso hegemónico de la mano dura, el discurso oportunista, que no tiene memoria, el que se llevó a 30 mil compañeros, el discurso que reinó en 2001. “La única forma de construir más seguridad es con más inclusión”, completó la Legisladora Nacional.

 

 

Se han cerrado los comentarios