Nunca caminarás solo: Joel Arturia

la paz 1 550x413

A 145 kilómetros al este de la Ciudad de Mendoza se encuentra ubicado el Departamento de La Paz, territorio donde el compañero responsable Joel Arturia, un pibe sencillo y de barrio, va por la calle saludando amigos y vecinos como si fueran parte de su familia. Hijo de Gladys y Miguel, Joel es el segundo de cuatro hermanos que vive la militancia como un acto de amor. “Militar es resignar momentos con amigos, familia y la novia para ir a ayudar a otro, un hermano de nuestra Patria.

 

 

Maradoniano hasta la médula, Joel cuenta que a veces tomar mates con una vecina o ayudar desde lo más mínimo como sacarle una sonrisa a un niño son cosas impagables que lo hacen sentir querido. “Eso sólo se encuentra con la militancia, pero también lo bueno es compartirlo con gente que siente lo mismo, que se entrega, que se la juega día tras día como lo hizo Néstor, y lo sigue haciendo Cristina”, completa Arturia.

 

El compañero estudiante de Ciencias Políticas empezó a militar a fines de 2012 en La Cámpora en la Capital mendocina, pero después de unos meses, la organización decidió que se abriera el territorio en su Departamento en conjunto con cuatro compañeros más. “En aquel momento no estábamos contenidos por ninguna estructura paceña, por eso la orga decidió armar La Cámpora. Ahí sentimos que era el momento que las mil flores de las que hablaba Néstor empezaran a florecer en La Paz”. Además “Néstor y Cristina nos propusieron un sueño: la construcción de una Argentina entre todos, una Argentina solidaria. Nos motivaron a creer que se puede cambiar el rumbo. Yo creo que en el kirchnerismo nos regimos bajo el pensamiento de Jauretche: “o es pa todos la cobija, o pa todos el invierno”, resume el compañero.

la paz joel

Por otro parte, para sintetizar sus comienzos en la organización, Joel explica que eligió La Cámpora porque expresa el renacer de una nueva generación militante, comprometida con su lugar, y que representa la causa de los pueblos. “En 2003 nos entregaron un país devastado, y durante estos diez años tuvimos el mayor crecimiento con inclusión social es nuestros 200 años de historia. El 25 de mayo del año pasado viajamos a Plaza de Mayo, y ver a miles de militantes y vecinos congregados para festejar ese crecimiento fue algo que va a quedar marcado en la historia argentina”, resume uno de los momentos más felices que le tocó vivir con la militancia.

Por otro lado, Joel nunca se va a olvidar un momento muy difícil como fue la muerte del compañero Hugo Chávez: “La partida del Comandante fue un momento muy duro, porque él marco un antes y un después en la Región Latinoamericana. Cuando Chávez y Néstor le dijeron “NO al ALCA” vivimos un resurgimiento de América Latina como soñó Simón Bolívar”.


Para concluir, el responsable del territorio de La Paz en Mendoza considera que el cambio más trascendental de la última década fue la recuperación del concepto de Estado. “Veníamos de un Estado oligárquico que sólo representaba a los sectores más poderosos de la economía, en detrimento de los sectores más populares. Desde el 2003 en adelante vivimos un Estado presente, al servicio del Pueblo argentino”, finaliza el compañero Joel Arturia.

joel 505x550

Se han cerrado los comentarios